ASESORAMIENTO A CONDENADOS (PENAL)

La defensa penal pública atiende a toda persona que esté acusada de un delito y no tenga los recursos para un abogado o quisiera solicitar por voluntad propia la Defensa del Estado.

La Defensa penal, interviene a lo largo de todo el proceso desde la acusación de un presunto delito, hasta la condena. La defensa oficial también representa aquellas personas que ya han sido condenadas, y la condena se encuentra firme por que no se interpuso recurso en contra de esa condena.

En este sentido, se ejerce presentación frente al Juzgado de Ejecución en busca de defender sus derechos en cuanto a beneficios,  a requerimientos o necesidades que pueda tener el interno en el servicio penitenciario.

En esta etapa de ejecución penal  se desenvuelve la tarea de representación y asistencia jurídica del interno.

En el juzgado de ejecución, en cuando se tiene que defender los derechos de los internos la persona que está en situación de condena firme. El juez de ejecución advierte que hay un pedido del interno, le pone en conocimiento de que puede designar un abogado particular o se le designa un abogado del estado.

Actualmente el Ministerio Público de la Defensa cuenta con dos defensores penales y cada uno tiene un colaborador letrado.