¿POR QUÉ DESAPARECE UNA PERSONA?


 

# Por decisión propia frente a algún conflicto en el ámbito familiar o en su entorno cercano.

# Por algún problema de salud, adicción, enfermedad mental, discapacidad, falta o pérdida de la memoria.

# Porque sufrió algún hecho de violencia de parte de alguien de su entorno familiar, allegados o de una persona desconocida.

# Porque se ausentó del hogar por una decisión propia pero luego, lejos de su entorno familiar, y dada la condición de vulnerabilidad que esto genera, resultó ser víctima de un secuestro, captación para una red de explotación, alguna forma de violencia, y se encuentra imposibilitada de tomar contacto con los suyos.

 

¿QUÉ PODEMOS APORTAR A LA INVESTIGACIÓN?

Se debe proporcionar a la policía toda la información detallada sobre las características físicas y la última ubicación conocida de la persona desaparecida. Podemos acompañar:

  • Fotos actualizadas de la persona desaparecida
  • Lista de apodos o alias con las que se conoce a la persona.
  • Descripción física, incluyendo estatura, peso, edad, color de cabello, color de ojos, constitución corporal, cicatrices, tatuajes, etc.
  • Descripción de la ropa y los zapatos que usaba la persona la última vez que se la vio.
  • Lista de posesiones que la persona podría llevar consigo, como joyas, anteojos, lentes de contacto, accesorios, monedero, billetera, tarjetas de identificación, etc.
  • Lista de medicamentos que tome habitualmente la persona, así como sus alergias o algún tipo de discapacidad o enfermedad que tenga.
  • Lista de familiares o amigos de la persona desaparecida, junto con su información de contacto
  • Lista de lugares que la persona suele frecuentar.
  • Descripción del automóvil de la persona u otro medio de transporte que use (una bicicleta, por ejemplo) si es aplicable al caso.
  • Descripción de la situación del entorno que rodea a la desaparición de la persona

Guarda un registro de la denuncia. Asegúrate de obtener un número de caso para la denuncia de la persona desaparecida. Anota el nombre de la persona a cargo de tu caso. Contáctate con él o ella cuando quieras hacer un seguimiento del caso.

También puedes colaborar llevando a cabo una búsqueda.

Contáctate con los amigos y los conocidos de la persona. Llama a personas que formen parte de la vida de la persona desaparecida y pregúntales cuándo lo vieron por última vez. Determina si saben algo acerca de su paradero. Además de los amigos, familiares, vecinos y compañeros de clase, llama a cualquiera que haya tenido un contacto regular con la persona desaparecida, por ejemplo, maestros, doctores, dentistas, conductores de autobuses, compañeros de trabajo y vecinos.

  • Mantén un registro de las personas con quienes hayas hablado y de lo que te hayan contado acerca de la persona desaparecida. Mantenlo actualizado con la mayor cantidad de información detallada.
  • Pídeles a esas personas que te llamen si obtienen más información de otra fuente.
  • Infórmale las novedades a quien esté a cargo del caso de la persona desaparecida.

Pregunta en los hospitales y habla con los médicos forenses del área. Si la persona desaparecida ha sufrido un accidente, podría estar en un hospital local y tal vez esté imposibilitada para comunicarse por algún motivo. Si ha sufrido un accidente trágico, podrás encontrar al desaparecido con el médico forense o médico examinador. Llama a todos los servicios de tu área para descartar estas posibilidades.

  • Cuando hagas las llamadas, pregunta por la persona desaparecida mencionando su nombre.
  • Si no hay registros de una persona con ese nombre, pregúntales si hay personas no identificadas bajo su cuidado que cuya descripción coincida con la del desaparecido.

Pregunta en las oficinas de la policía para ver si la persona desaparecida está encarcelada.

Revisa los sitios de redes sociales. Este es un método bastante útil para obtener información acerca de los días previos a la desaparición de la persona. Revisa su Facebook, Twitter, Instagram y otras cuentas. Determina si la actividad reciente te sugiere alguna pista. Revisa también las cuentas de los amigos de la persona desaparecida.

  • Imprime la correspondencia y cualquier actividad que pueda llegar a conducirte hacia su paradero.
  • Reporta cualquier actividad que pueda significar una pista para el encargado del caso.

Pega folletos con una foto y una descripción de la persona desaparecida. En muchos casos, la persona desaparecida ve esos folletos y decide volver a casa. Los folletos también pueden alertar a los amigos y vecinos que podrían llegar a tener información sobre su paradero. Pega folletos en el vecindario donde vive la persona desaparecida y también alrededor de los lugares que suele frecuentar.

  • Pega los folletos en ubicaciones importantes: estaciones de servicios, tiendas, oficinas de correo, bancos, farmacias, bibliotecas locales, iglesias, hospitales, refugios para personas sin techo, parques y rutas de senderismo. Todos estos son excelentes sitios para hacerlo.
  • Asegúrate de incluir una fotografía reciente y clara de la persona desaparecida.
  • Incluye la edad de la persona, una descripción física y la fecha en la que desapareció.
  • Incluye también la información de contacto.

Puedes Incluir a terceros en la búsqueda:

Pídeles a las personas que difundan el mensaje. Envía un correo electrónico con una fotografía de la persona desaparecida pidiendo que lo reenvíen. Publica una imagen y una descripción de la persona desaparecida en tus páginas de redes sociales y pídeles a los demás que la compartan. Mientras más sepan que estás buscando a la persona desaparecida, mayores serán las probabilidades de encontrarla.

Alerta a los medios de comunicación locales. Incluir a los medios de comunicación es otra importante forma de publicitar el hecho de que estás buscando a esa persona. Esta podría ver el anuncio y decidir regresar a casa. También habrá otros buscando a la persona. Si incluyes a los medios de comunicación, es posible que la policía local dedique una mayor cantidad de recursos para resolver el caso.

  • Envía fotos y videos de la persona desaparecida a las estaciones locales de televisión.
  • Llama a los diarios locales y pídeles que publiquen un artículo sobre la persona desaparecida.
  • Publica un aviso en un diario semanal.
  • Envía información a los blogs y sitios web locales.

Considera la posibilidad de contratar un investigador privado. Un investigador privado, a diferencia del departamento de policía, dedicará todo el tiempo que quieras a tu caso. Si tienes el dinero, contratar un investigador privado es una buena forma de hacer que la búsqueda siga en marcha cuando la policía deje de ocupar tanto tiempo en ella. Busca información sobre los investigadores privados en tu área y trabaja con uno para encontrar a la persona desaparecida.

 

CONSEJOS:

  • Usa fotografías de cerca. Las fotografías de la cara de la persona y de la parte superior del cuerpo por lo general son las más efectivas.
  • Si la policía determina que tu hijo fue víctima de un secuestro y tal secuestro sigue ciertos criterios, es posible que emitan una alerta.
  • Si tienes acceso a los registros telefónicos de la persona desaparecida, averigua quién fue la última persona con quien habló. Contáctate con esa persona para ver si sabe algo sobre su paradero.
  • Si tienes acceso a información de las instituciones financieras de la persona desaparecida (por ejemplo, proveedores de tarjetas de débito o crédito, etc.), analiza esta información. Averiguar dónde gastó dinero podría indicarte su paradero actual.

 

¿DÓNDE DENUNCIAR LA DESAPARICIÓN DE UNA PERSONA?

# La Policía, los Juzgados y las Fiscalías tienen la obligación de recibir las denuncias en el momento en que se realizan.

# En la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas, que es la fiscalía especializada en trata de personas, Ministerio Público Fiscal – 25 de Mayo, piso 3°, Ciudad Autónoma de Buenos Aires – (011) 4331 – 2158 – ufase@mpf.gob.ar

# En la División de Búsqueda de Personas de la Policía Federal Argentina – Madariaga 6976, Ciudad Autónoma de Buenos Aires – (011) 4370 – 5903

# En la línea telefónica gratuita llamando al número 145, todos los días, durante las 24 horas, del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

# En el Registro Nacional de Información de Personas Menores Extraviadas del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Llamando a las líneas telefónicas gratuitas 142 o 0800 122 2442 habilitadas las 24 horas, si la persona desaparecida en una niña, niño, adolescente, una persona con discapacidad o un adulto mayor.

# En la Oficina de Seguridad Personal que depende de la Dirección de Investigaciones – entre calles Falucho y Ascasubi, Ciudad de La Rioja – (0380) 4426773.