El Ministerio Público de la Defensa es una institución de defensa y protección de derechos humanos que garantiza el acceso a la justicia y la asistencia jurídica integral, en casos individuales de acuerdo a los principios, funciones y previsiones establecidas en la ley provincial 5.825. El Ministerio Público de la Defensa promueve toda medida tendiente a la protección y defensa de los derechos fundamentales de las personas, en especial de quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Características institucionales

El Ministerio Público de la Defensa se instituye como un órgano independiente del resto de los Poderes del Estado, con a utonomía funcional y autarquía financiera (art. 120 Constitución Nacional).
El texto constitucional también concibió al Ministerio Público como un órgano bicéfalo, en tanto cuenta con dos estructuras autónomas e independientes entre sí: el Ministerio Público Fiscal, a cargo del/la Procurador/a General de la Nación por un lado y el Ministerio Público de la Defensa, por el otro, cuya máxima autoridad es el/la Defensor/a General de la Nación.